EL JEFE DE LA UNIDAD DE ROBO, CARLOS ALEJANDRO PÉREZ VARGAS, ENGAÑAN AL FISCAL FEDERICO GARZA HERRERA

Escribe │ Carlos Rubio

San Luis Potosí, México. Viernes 10.09.21.

El pasado martes 7 de septiembre el director de la policía municipal de Soledad de Graciano Sánchez, Leobardo Aguilar Orihuela, y la contralora de ese Ayuntamiento, Mayra Alejandra González González, presuntamente comparecieron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre el caso del robo a una llantera; sin embargo, boletines de prensa y fotografías revelan que los funcionarios estuvieron en eventos públicos a la misma hora, por lo que sus declaraciones serían falsas.

Desde el 17 de diciembre de 2018, Eduardo Olivares denunció ante la FGE el robo de herramientas, mercancía y equipo a su llantera con un valor de un millón y medio de pesos.

De acuerdo con video obtenido del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), el día del robo se observa a los presuntos implicados dialogar e interactuar con policías de Soledad de Graciano Sánchez que descendían de una patrulla.

Según consta en los oficios FGE/D01/350664/09/2021 y FGE/D01/350668/09/2021 emitidos por la FGE, Leobardo Aguilar fue citado a declarar a las 12:00 horas del martes 7 de septiembre, mientras que Mayra González debía acudir a las 13:00 horas del mismo día.

Ambos funcionarios tenían que enterar a las autoridades sobre quiénes son los policías que aparecen en el video de prueba; información que a casi tres años del delito no ha sido proporcionada.

Eduardo Olivares narró a Astrolabio Diario Digital que el pasado 7 de septiembre llegó a las 10 de la mañana a la FGE para verificar que los funcionarios soledenses se presentaran a declarar.


CARLOS PÉREZ “QUIERE CHAMAQUEAR”, AL FISCAL FEDERICO GARZA HERRERA


EL JEFE DE LA UNIDAD DE ROBO, CARLOS ALEJANDRO PÉREZ VARGAS, ENGAÑAN AL FISCAL FEDERICO GARZA HERRERA

En ese momento, una auxiliar del Ministerio Público, identificada como Sofía, le comentó que aún no se llevaban a cabo las comparecencias. Poco antes de las 12:00 del día, el jefe de la Unidad de Robo, Carlos Alejandro Pérez Vargas, le aseguró que los implicados ya se habían presentado a declarar desde las 8:00 horas, por lo que surgieron inconsistencias entre los dichos de los agentes.

“Él (Carlos Pérez Vargas) toma la carpeta y me lleva con la licenciada Sofía (auxiliar), con quien yo ya había platicado, le avienta el expediente y le dice: ‘Aquí está el expediente de la declaración que usted tomó”, comentó Eduardo Olivares, quien aseguró que el actuar de la auxiliar estuvo coaccionado por el jefe de la Unidad de Robo.

A pesar de que Carlos Pérez Vargas aseguró que las comparecencias se llevaron a cabo a las 8:00 horas, en los oficios de entrevista consta que Leobardo Aguilar se presentó a las 10:30 horas, mientras que Mayra González supuestamente lo hizo a las 11:00 horas, situación que dio lugar a una inconsistencia más.

Sin embargo, resulta imposible que los trabajadores del Ayuntamiento acudieran a la Fiscalía a declarar en ese lapso de tiempo, ya que ambos se encontraban en un evento público llevado a cabo en Soledad de Graciano Sánchez, según consta en boletines informativos y fotografías publicadas por el municipio.

A las 10:30 horas, Gerardo Zapata Rosales, alcalde soledense, presidía la inauguración de una galería fotográfica del Ejército y la Fuerza Aérea, acompañado de Leobardo Aguilar, Mayra González y el comandante del 40 Batallón de Infantería, Manuel de la Fuente Barrera, quienes participaron en el corte del listón. Hecho que vuelve imposible que se hubieran presentado a declarar ante la Fiscalía a la hora que indican los documentos.

La supuesta presencia del director de la policía y la contralora de Soledad en la FGE consta en la carpeta de investigación avalada con la firma del jefe de la Unidad de Robo, Carlos Pérez Vargas. No obstante, la presencia de ambos en el evento del Ayuntamiento se sostiene con evidencia fotográfica, por lo que está en duda la veracidad de los documentos firmados Pérez Vargas e integrados a la carpeta de investigación.

Aunado a ello, Leobardo Aguilar y Mayra González volvieron a formar parte de otro evento en Soledad a las 12:00 del día.

Según Eduardo Olivares, las declaraciones habrían sido “falseadas” por los agentes del Ministerio Público: “Esas personas nunca estuvieron en la Fiscalía haciendo esa declaración. Esto es muy grave porque hay falsedad de testimonio, hay incoherencias”.

En un video grabado por Eduardo se observa cómo confronta a los agentes por las inconsistencias en sus declaraciones. Además, muestra que en ese momento las comparecencias ya forman parte de la carpeta de investigación, por lo que habrían sido impresas, firmadas e integradas en cuestión de minutos.

Inconforme, Eduardo Olivares le cuestiona a la auxiliar a qué hora tomó la declaración, pero la empleada de la Fiscalía no responde la pregunta y se limita a pedirle que lo corrobore en el documento: “¿No sabe? ¿No se acuerda, abogada? ¿No me puede decir usted a qué hora vinieron a declarar? Usted les tomó la declaración, ¿por qué no puede decirme?”.

Esta omisión se suma a una lista interminable de irregularidades que la Fiscalía ha acumulado durante la investigación y que han abonado a la protección de los ladrones y los policías que presuntamente habrían sido cómplices del robo. Son casi 33 meses en los que la FGE continúa obstaculizando el acceso a la justicia a Eduardo Olivares, y contando.